Los sifones sanitarios

94 446 02 09
Los sifones sanitarios

El sifón es un dispositivo que tiene por objeto evitar la salida de olores de las aguas residuales de un aparato sanitario. Como te pueden indicar los profesionales en desatascos de tuberías en Bilbao, se trata de un cierre hidráulico que lleva en su parte inferior un registro para poder desatascarlo cuando sea necesario.

El sifón debe tener curvas suaves para que no se retengan en el agua materias en suspensión. Un diámetro apropiado, según expertos en desatascos de tuberías en Bilbao, sería de 40 mm. Como norma, el sifón nunca será de un diámetro menor al de la tubería de desagüe.

Recuerda que cada aparato sanitario debe llevar al inicio del desagüe su correspondiente sifón. Y que las tuberías han de ser capaces de soportar una presión hidrostática de 2 atmósferas o kilogramos por centímetro cuadrado.

No obstante, en el pliego de condiciones de la edificación, redactado por el Centro Experimental de Arquitectura, podrás encontrar las recomendaciones necesarias para su empleo, pues así lo exigen las ordenanzas municipales.

No debes confundirte con el bote sifónico, ya que este no actúa como un verdadero sifón porque su forma no se ajusta al principio de los sifones, que son los vasos comunicantes.

Considéralo como una cosa intermedia entre un sifón y una fosa de decantación, pudiendo atascarse con más facilidad.

Su colocación podrás encontrarla en el suelo del baño, donde se juntan los desagües de los aparatos y desde aquí sale su desagüe a la tubería bajante.

En Anulaciones Sépticas Mungia aconsejamos usar con frecuencia los aparatos sanitarios, pues si no haces esto, te encontrarás cuando vayas a utilizarlos que se habrá evaporado el agua de los sifones, descebándose y perdiéndose el cierre hidráulico. Por eso, si tienes una segunda vivienda que solo habitas ocasionalmente, conviene que abras de tiempo en tiempo el grifo de agua fría para que se repongan de agua todos los sifones.

haz clic para copiar mailmail copiado