Consiste en encamisar el interior de la tubería, a través de un acceso a la misma (pozo, arqueta …), con una manga impregnada de resina recuperando y mejorando la capacidad hidráulica de la tubería y el perfecto funcionamiento de la red. Las juntas entre tubos y los problemas clásicos como la aparición de raíces en la red quedan anulados

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted